Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Mini Trama ▲ Desmond y Rose

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Recuerdo del primer mensaje :

Ambientación

Espacio: Caminos del bosque.
Tiempo: 18 de abril, Anocheciendo.
Clima: Bajas temperaturas, cielo despejado.
Participantes: Desmond T. Brewster y M. Rose Wood.

Tenebrosos se veían los bosques cuando el sol comenzaba a caer antes de que muertos hubieran aparecido en el mismo. Tras las muertes y desapariciones, había quienes no se atrevían a pisar aquellas partes del terreno. Otras personas, en cambio, paseaban o salían a correr de igual manera, aunque siempre se mantenía que debían ir cuando era de día. Cuando los últimos rayos de sol se divertían creando figuras siniestras, un adulto debía recorrer los caminos para verificar que todos hubieran abandonado el lugar.
Publicado por Víctor E. Hempstead el Lun Jul 25, 2016 10:52 am
avatar
personaje no jugable
Víctor
227
-52
Chad Michael Murray
No te conformes con lo que tienes. No te conformes con lo que necesitas. Lucha y obtiene lo que mereces.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario

Narración

En medio del bosque un brillo busca captar la atención de quien se lo tope; un brillo tímido y pequeño. El brillo metálico de una pala. A no mucho más de un metro, la tierra se encuentra removida. Alguien estuvo enterrando algo con mucho ímpetu, y, quizá, intentando ansiosamente esconderlo del resto.
Publicado por M. Yvette Gunnhild el Mar Ago 02, 2016 7:30 am
avatar
personaje no jugable
Yvette
188
-43
Nina Hoss
No importa que tan rápido viaje la luz, siempre va a encontrar que la oscuridad ha llegado primero, y la esta esperando.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario
Se lo habían dicho muchas veces, no era la primera persona que lamentaba la partida de Wes, pero lo cierto es que ya a esas alturas no le molestaba. En un principio la sola mencion de aquella oración le frustraba, no les encontraba sentido, no creía que pudiera ayudarla más de la cuenta, hasta que supo que era lo único que los demás le podían ofrecer. Nadie regresaría a Wes de la muerte, nadie le daría las respuestas que necesitaba Rose, entonces lo único que podían ofrecer era eso, sus condolencias y lamentos porque la chica hubiera perdido a su pequeño hermano y ahora divagara sola en el mundo. Gira a Desmond y una pequeña cuvatura ladina aparece en sus labios dando a entender que agradecía su intento y cordialidad. —Poco a poco aprendes a vivir con la sombra del dolor, nunca desaparece, pero vives con ella siempre.

Rose sigue su camino y gira cuando el chico menciona que él también había perdido a su hermana. No esperaba que la conversación tomara ese rumbo, pero por alguna razón, Rose creía que esa confesión le pesaba mucho y podía entenderlo, quizás por eso no debía pasarlo por alto como un mero comentario. Entiende cuál es su deber ahora que su hermana no estaba, lo mismo pasaba con Rose. Estar en una situación similar con otra persona hace que no sea necesario un nivel largo de discurso para comprender lo que estaba pasando. —Tenemos... por ellos, ahora que no están. De ser este otro mundo y de vivir en el escenario contrario seguramente ellos harían lo mismo, ¿no crees?—. Por lo menos Wes sí, era la razón por la que Rose había decidido unirse a la organización aun cuando creyera que no tenía ni voz ni voto en el lugar.

Ambos siguieron caminando, pronto estarían en las penumbras y esa posibilidad no se veía tan llamativa, en especial para Rose que veía a todos lados constantemente esperando no tener una sorpresa en el camino. —No, creo que no. Igual nos hemos alejado ya, podemos volver si no encontramos nada en pocos metros—. Propone señalando lo que quedaba de camino.

Rose gira de nuevo a sus espaldas y al voltear al horizonte un pequeño brillo llama su atención, uno apenas evidente, como una pequeña estrella perdida. Frunce el ceño llena de curiosidad —Mira, hay algo por ahí—. Señala con su mano y empieza a caminar más rápido hasta llegar a un punto donde la tierra estaba removida y el brillo incesante no era más que una pala, habían estado ahí, cavando probablemente. —Debe haber algo abajo, ¿cierto?—. No había que ser inteligente para sacar esas conjeturas; tierra movida, pala... algo estaba abajo de ellos, pero precisamente era lo que Rose temía, qué podía ser.
Publicado por M. Rose Wood el Miér Ago 03, 2016 12:37 pm




Reflection:

avatar
sexto curso
Rose
333
629
Barbara Palvin
El valor no es la ausencia del miedo, es el conocimiento de que hay algo más que el miedo en sí.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t42-mya-rose-wood#87
No respondió, pero estaba seguro de que Annie no habría hecho lo que en su cabeza se planteó tantas veces, ella era el reflejo más puro de bondad que había conocido, el mundo en el que se movían no la merecía. La atención de sus pensamientos cambia tan rápido de dirección que no le da tiempo más que de mirar al punto que Rose señalaba, era una pala, una vez se acercaron no tardó en reconocer la sinuosidad de sus formas. —No creo que sea un tesoro. —cierto retintín se desencadenó en su voz, se había agachado, tomando entre sus dedos un puñado de tierra, estaba fresca, fría, con claridad recién removida. —¿Qué tal si lo averiguamos? —se estiró y tomó la fulgente herramienta por el mango, levantándose un instante después, caminaron lo suficiente como para irse sin saber qué era lo que se habían esforzado tanto en esconder.

A su mente regresaba la imagen del de sexto saliendo de entre las ramas como una película que se reproduce en cámara lenta, aquello comenzaba a tener peor pinta de la que esperaba. Naturalmente, con cada movimiento que sus brazos hacían, desaparecía un tanto del justo beneficio de la duda que en un principio concedió al compañero de la castaña, ¿qué carajo podía estar enterrando en medio del bosque a semejante hora? Su imaginación estaba dotada de un par de ideas, pero eran tan sórdidas que sólo la realidad podía disolverlas, o como los eventos previos le invitaban a suponer, volverlas peor.

Hundió con fuerza la punta metálica en el suelo una vez más, que cedía sin impedimentos, a un costado comenzaba a formarse una oscura aglomeración peripuesta de guijarros y tallos secos. La concentración del escocés se alejó tanto de quien le acompañaba que por poco olvidaba que se encontraba allí, se inclinó para apartar una roca y echarla a un lado, lo que le permitió mirar por un momento a su alrededor, ignorar la posibilidad de que Rose no fuera la única que se hallara en el lugar además de él, podía ser tan peligroso como desconocer la naturaleza del internado. Una brisa nocturna chocó contra su rostro, volvía a cavar, maldiciendo interiormente. Espero que no sea otro jodido cadáver. La chica ya había visto suficientes y él, bueno, no se planteaba semejante descubrimiento como concepto de diversión, incluso en los estándares de Dunkelheit.
Publicado por Desmond T. Brewster el Miér Ago 03, 2016 4:42 pm


avatar
séptimo curso
Theo
80
186
Bill Skarsgård
«With even a deeper trench than in the majority of men, severed in me those provinces of good and ill which divide and compound man’s dual nature.»
séptimo curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t1231-brewster-desmond
Narración

Al decidir cavar el pozo para descubrir qué hay ahí dentro lo que encuentran es que no es demasiado profundo. Enseguida la pala choca contra algo duro: una caja de madera. Se necesita un poco de fuerza para poder abrirla y descubrir su interior, pero una vez que se abre se puede encontrar un arma. Es un revólver. De hecho, el mismo que usó Ophelia cuando amenazó a aquel estudiante. Está descargado.
Publicado por M. Yvette Gunnhild el Miér Ago 03, 2016 6:06 pm
avatar
personaje no jugable
Yvette
188
-43
Nina Hoss
No importa que tan rápido viaje la luz, siempre va a encontrar que la oscuridad ha llegado primero, y la esta esperando.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario
Una tétrica búsqueda del tesoro era lo que se planteaba frente a sus narices, lo que llevaba a preguntarse si estarían cerca de encontrarse con otra locura o si cabía la posibilidad de que fuera un mero juego de niños. Rose instantáneamente decanta la segunda opción porque hace mucho tiempo dejó de creer que el internado era la escuela segura que prometió ser en sus inicios, cuando aquella misteriosa carta llegó para ella en el mundo de caos al que estaba acostumbrada. Quizás, tan solo quizás hubiera sido mejor quedarse en el Centro Médico, Wes estaría vivo al menos. Pero no quería pensar en eso así que niega en su interior y se concentra en lo que está pasando. Ve a Desmond a los ojos y asiente un poco dubitativa, no era lo más seguro, pero si lo más honesto, cualquiera que estuviera en ese rompecabezas donde ellos se encontraban actuarían igual, ¿cierto?

El chico empieza a trabajar, saca la tierra con la pala mientras Rose se inclina en el suelo y observa el foso que estaba cavando, los pensamientos no pueden evitar llegar a su cabeza, la imagen de Ezra Padmore corriendo hacia el internado en ese estado, ahora la tierra removida y aquel instrumento, las piezas calzaban, pero era ella la que no quería que se juntaran sin algún dato más, no quería crear conclusiones precipitadas, eso también lo sabía. Los ojos azules de Rose se enfocan en aquel pedazo tan pequeño e insignificante de terreno, estaba esperando, porque solo podía hacer eso, esperar.

La castaña estaba sumida en sus pensamientos cuando la pala choca contra algo duro, algo que hace que la mirada de la chica busque la de su compañero. —Espera, espera un momento—. Detiene la tarea que hasta ese momento él había llevado para inclinarse un poco y quitar con sus manos la tierra restante, sus manos no demoran en dar con un objeto, uno un poco más grande de lo que pensó, era una caja, una vieja y desgastada. Rose la saca con cuidado de hoyo y la coloca a su lado, con sus manos quita los grumos restantes e intenta abrirla; no puede, al primer intento sabe que necesitará más fuerza. —Vamos, vamos—. Susurra mientras hace presión con sus dedos, frunce sus labios y antes de que se dé por vencida la caja se abre. Tiene que agarrarla con fuerza antes de que la parte que resguardaba el contenido cayera.

Rose asoma sus ojos y lo que ve no era ni la mitad de lo que esperaba encontrar; un cadáver incluso hubiera sido más acertado, pero eso, eso no. —Es... es el arma que llevaba Ophelia—. Admite con dificultad, ella la había visto, con sus propios ojos, lo recordaba perfectamente, un revolver en las manos de alguien tan pura como aquella profesora, pura hasta que todos empezaron a sacar conjeturas. No quiere detallar más, no puede hacerlo, inmediatamente tiende la caja al chico, por un segundo el frío se extendió por todo su cuerpo y su piel se erizó al recordar. —Toma, debe haber algo más—. No solo podía ser un arma, pero estaba tan aturdida que no podía darse cuenta de las cosas.
Publicado por M. Rose Wood el Jue Ago 04, 2016 4:49 pm




Reflection:

avatar
sexto curso
Rose
333
629
Barbara Palvin
El valor no es la ausencia del miedo, es el conocimiento de que hay algo más que el miedo en sí.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t42-mya-rose-wood#87
Bueno, no era un cadáver, la caja de madera era lo bastante pequeña para que, si no acababan siendo los huesos de un bebé, descartara la teoría del cuerpo. Soltó la pala, moviéndose con intenciones de quitarle el —en apariencia resistente— cofre de las manos, y lo habría hecho, de no ser porque en el instante exacto, se abrió. Joder. El rostro de Rose incitaba a pensar lo peor. Cuando los ojos del escocés se clavaron en lo que ella observó con tal malestar, pudo notar como el plateado de la herramienta de jardín se repetía en el artefacto dentro, más pequeño, más pulido, un revólver agazapado entre las paredes talladas. —¿Ophelia? —reiteró como si no la hubiese escuchado con certeza, claro que lo hizo, en el internado se repitió una y otra vez la historia de la pelirroja apuntando a la cabeza de un estudiante para después ser asesinada por Yvette, la trama de un thriller, un día cualquiera en Dunkelheit.

Aún le costaba trabajo posicionar a la instructora del club de pintura en semejante situación, siempre le resultó sumamente dulce y dispuesta a ayudar, ahora debía suponer que su cómplice cava-fosos había estado allí, y, por ende, dejar de conjeturar en base a las apariencias. —¿Puedes recordar lo que pasó con el arma ese día? —no eran pensamientos fáciles de evocar, pero sí que serían útiles, tal vez Ezra la había tomado desde aquel momento, aunque la idea carecía de sentido y seguía apuntándole como sospechoso, ¿por qué iba a querer ocultarla allí semanas después? Dejó la caja sobre el suelo y lo meditó por un instante, venga, que su experiencia con las armas era nula, pero no tocar una que te encuentras en medio de quién sabe dónde y con la que han hecho quién sabe qué cosas, parecía estar escrito en el manual de supervivencia básica.

Se quitó la chaqueta deportiva y, finalmente, con la tela como barrera, la tomó. —Probablemente ni siquiera sirva para algo, pero… —se encogió de hombros, dejando que ella sobreentendiera el resto, el artilugio en cuestión era liviano, mucho más de lo que esperaba, sus pupilas pasaron de él al rostro de Rose, si aquello era lo que parecía, nadie como una testigo de lo ocurrido en los últimos momentos de la profesora para verificarlo. Vaya que le enfermaba la posibilidad de un estudiante siendo cómplice de Gunnhild, que sí, que la rubia estaba bastante loca y eso había quedado claro desde hacía ya un tiempo, pero gran cantidad de los desaparecidos asistían a sexto, ¿no hizo él ni un remoto lazo con ninguno?, ¿podría Padmore estar así de jodido? Para qué engañarse, cualquiera podía estarlo en ese lugar. La caja, por otro lado, parecía no contener nada más, envolvió el revólver y lo abandonó a un costado para levantarla y rectificar.
Publicado por Desmond T. Brewster el Dom Ago 07, 2016 5:00 am


avatar
séptimo curso
Theo
80
186
Bill Skarsgård
«With even a deeper trench than in the majority of men, severed in me those provinces of good and ill which divide and compound man’s dual nature.»
séptimo curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t1231-brewster-desmond
Ver el arma era recordar todo lo que había pasado como si se tratara de un carrete de película frente a sus ojos donde su postura era ajena a la situación. Rose se pierde por un momento en el pasado; recuerda a Ophelia, tan bella y delicada, recuerda el disparo final hacia ella, recuerda a Brennan, recuerda a Gareth, recuerda incluso todo lo que pasó después. Era un remolino que termina por cerrarse en su cabeza y del que la castaña no puede defenderse, niega para sí, se estaba torturando incluso más que cuando quiso apartar el arma de su vista.

Alza su mirada a Desmond, parte de ella pedía piedad, piedad porque no quería recordar, pero la otra parte (y quizás la cuerda y que abarcaba mayor espacio) le exigía explicaciones porque parecía ser la única manera de encontrarle un sentido a todo lo que estaba pasando. Rose asiente un poco perdida, ¿qué calzaba Ezra en todo lo que estaban viviendo? —Ophelia amenazó a un estudiante ese día, Gareth, se llamaba, luego hizo lo mismo con Brennan, pero es lo que recuerdo, recuerdo el arma porque la vi, pero al final fue la de Yvette la que... la que la mató—. Trata de hablar con la mayor calma posible, pero la verdad es que incluso palpar ese suceso a la distancia le resultaba doloroso. —Solo que... no sé qué hacía Ezra con el arma, él... no lo sé, no lo veo en nada de esto—. Para Rose, el chico de cabellos claros estaba muy distante de lo que había pasado, pero lo cierto es que Desmond y ella lo había visto a la distancia, yendo al internado como si la vida se le fuera en ello. —No se me ocurre nada, ¿a ti sí?—. Inquiere y lo ve con sus ojos azules, con toda la profundidad que puede exigiendo, en silencio, una respuesta.

Desmond toma el arma y Rose se levanta del suelo sacudiendo su pantalón en el proceso. —Igual, creo que deberíamos volver—. Se apresura a decir viendo aquel objeto de la discordia en la prenda del joven. —Pero, ¿a quién se la daremos? Yo no... no confío mucho en las autoridades del internado si me lo preguntas. Quizás... Brian, el bibliotecario, él nos podría ayudar—. Pero el solo decirlo implicaba delatar a Ezra y ese era un punto que la misma Rose no tenía en claro. —O... la podemos tener con nosotros y ver qué pasa luego—. La chica de ojos claros rasca su cuello con un poco de desesperación, dejando sus finas uñas marcadas en su pálida tez durante el proceso.
Publicado por M. Rose Wood el Dom Ago 07, 2016 12:03 pm




Reflection:

avatar
sexto curso
Rose
333
629
Barbara Palvin
El valor no es la ausencia del miedo, es el conocimiento de que hay algo más que el miedo en sí.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t42-mya-rose-wood#87
Saltaba a la vista que a la chica le costaba relatar como lo estaba haciendo, también que el descubrimiento le causó una afectación mucho mayor a ella, Desmond se encontraba en calma, con la atención completamente centrada en su voz, al final, él no presenció la muerte de Ophelia, no tuvo que observar la caída de nadie desde que el internado se había vuelto una suerte de manicomio. Eso tenía que sumarle puntos al juicio y a todo el sosiego que se podría guardar allí. —Nada más que conjeturas. —la caja se encontraba vacía, no hacía falta revisarla mucho para confirmar que lo único que resguardaba era el revólver. —Puede que él estuviera allí ese día y la tomara por razones que no voy a intentar adivinar. —curiosidad, necesidad de seguridad personal, estupidez, qué más daba, no veía circunstancias en las que pudiera ser una gran idea, pero no le conocía en absoluto y cualquiera podía ser una respuesta válida.

O alguien se la dio, Yvette, un cómplice suyo, no lo sé, quizá simplemente la encontró y se asustó. —metió una vez más el arma en el cofre, desenvolviéndola en el proceso y volviéndole a encerrar. Lo que había sucedido era algo que sólo el aludido sabía, y no es como si él se fiara de Motka o Hempstead, o de alguno de los empleados del lugar más que de Gail, tal vez, pero no tenía objeto meterla en todo aquello, por otra parte, si sólo se trataba de alguien asustado, iniciar una cacería de brujas en su contra sólo gastaría energías y trastornaría más el ambiente. A esas alturas el escocés debía haber entrenado en mayor medida el egoísmo y el “¿a mí qué me importa si le queman vivo?”, pero no era así. Suficiente tenían con una loca acechándoles como para ir asumiendo que sus compañeros le estaban ayudando.

Yo me la quedaré. —se levantó también, sacudiéndose la tierra de la ropa tanto como le fue posible con la mano libre, la chaqueta ahora tapaba el cajón de madera de las miradas ajenas. —Definitivamente no se la entregaremos a un profesor hasta que no sepamos de qué va esto. —echó a un lado la pala con el pie derecho. En su cabeza, claramente, lo más justo era preguntárselo, pero no lo dijo en voz alta a consciencia de que a su vez podía ser lo más disparatado, como llegarle en medio de la tarde y soltar como perla: “eh, ¿qué tal el clima?, por cierto, ¿eres un psicópata secuaz de Yvette?”, con que lo fuera no se los diría y les convertiría en un objetivo, porque era un hecho que no deseaba que le involucraran con lo que acaban de desenterrar. —Volvamos, antes de que oscurezca más y tengamos que ofrecer explicaciones que no tenemos. —comenzó a andar de regreso al camino.
Publicado por Desmond T. Brewster el Lun Ago 08, 2016 1:27 pm


avatar
séptimo curso
Theo
80
186
Bill Skarsgård
«With even a deeper trench than in the majority of men, severed in me those provinces of good and ill which divide and compound man’s dual nature.»
séptimo curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t1231-brewster-desmond
Narración

Minitrama finalizada
Publicado por Víctor E. Hempstead el Lun Ago 08, 2016 2:08 pm
avatar
personaje no jugable
Víctor
227
-52
Chad Michael Murray
No te conformes con lo que tienes. No te conformes con lo que necesitas. Lucha y obtiene lo que mereces.
personaje no jugable
Ver perfil de usuario
Publicado por Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.