Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Roles change

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

6 de diciembre de 2015

Tranquila, Rose. Todo va a estar bien, solo se trata de unas tutorías, Ophelia lo dijo, es una tontería, unas cuantas clases y habrás encaminado a ese chico, después puedes irte como si nada. ¡Ni siquiera lo conoces! No tiene que ser uno de los molestos de último curso, ¿cierto? Por favor, que no sea así. Rose Wood entornaba los ojos al techo por quinta vez, como si una voz mítica y celestial la escuchara desde arriba. A veces lo hacía, la castaña de profundos ojos azules se sorprendía a sí misma hablando quien sabe con quién. De pequeña le gustaba pensar que se trataba de su madre, pero ahora que había crecido sus plegarias no tenían un destinatario único.

La castaña había recibido hace un par de días la notificación de que había sido asignada como la tutora particular de un chico llamado Phoenix Blackwood. Rose lo conocía de vista, iba a su curso y a las clases de atletismo, pero nada más, todo se debía a la intención de la chica de permanecer al margen de la situación y no relacionarse con muchas personas para evitar daños futuros. Rose se mostró confusa, lo primero que preguntó fue un sencillo y casi inaudible "¿Por qué yo?" a lo que siguió una avalancha de halagos sobre su promedio escolar y esfuerzo durante las clases. Como si no fuera suficiente la chica visitó a Ophelia, su siempre consejera Ophelia, quien le hizo ver que era una excelente oportunidad, además que el chico, aseguraban, era bueno en química y podría ayudar a la chica Wood en una especie de intercambio amistoso, si bien no era un desastre en química, su media no le agradaba del todo. Rose no estaba muy convencida, pero había sido seleccionada, tampoco el negarse le salía bien. Ni modo, sería la tutora de Phoenix Blackwood y esperaba que al menos esa tarea le saliera bien, además de que su pupilo fuera agradable y no uno más de los que buscaban molestara y humillarla por su condición.

Rose se dirigía al aula donde se encontrarían, la falda ondeaba con gracia al compas de sus pasos, su uniforme iba pulcro, limpio como siempre y su cabello peinado en delicadas ondas que se perdían en su espalda. En sus brazos, Rose llevaba algunos cuadernos encabezados por su habitual diario que no soltaba nunca, se había adelantado a la hora del encuentro y quizás le diera tiempo para escribir uno que otro recuerdo de los últimos acontecimientos. En su mente iba trazando una especie de jerarquía, no quería pecar por su rigidez, pero tampoco ser charlatana, así que estaba maquinando exactamente cuánto podría hablar antes de establecer los contenidos que ambos verían, sus lugares de encuentro y cualquier similar.

Acertó al considerar que el aula estaría sola pues así fue. Rose entró y buscó una de las primeras mesas antes de sentarse y dejar sobre la tabla sus libros, tomó un respiro y pulió los pliegues de la falta con sus manos suaves, quería verse bien, su sueño era ser maestra, de niños más pequeños claro, pero si esa era su mejor forma de comenzar seguro tendría que aprovecharla al tope. Mientras esperaba, los ojos cristalinos de la muchacha se perdieron a través del cristal, a la vista que prestaban del internado y sus exteriores, le gustaba tanto admirar aquello, que no se dio cuenta que ya había apoyado su mentón sobre su mano cual artista que se destina a ver su obra por un tiempo que no parece tener fin.
Publicado por M. Rose Wood el Mar Ago 23, 2016 12:45 pm




Reflection:

avatar
sexto curso
Rose
333
629
Barbara Palvin
El valor no es la ausencia del miedo, es el conocimiento de que hay algo más que el miedo en sí.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t42-mya-rose-wood#87
Se rascó el interior del hombro derecho y se sacó una a una las pelusas que comenzaban a acumularse en su chaleco verde. No, no es que le importase su apariencia, pero le molestaban. Siempre que llegaba a su habitación a la noche encontraba esas malditas bolas de tela esparcidas por toda su camisa y su cuerpo.  Le ponían de los nervios. Suspiró y se colocó bien el pantalón. Pese a que llevaba allí casi cuatro meses, seguía sin acostumbrarse a la ropa. Había tenido que dejar su anterior atuendo guardado en una caja dentro del armario, aunque la chaqueta de cuero de su padre siempre colgaba de una percha, impecable. Uno de sus mayores tesoros, la única pertenencia de provecho que había conseguido de sus padres en toda su vida.

Todavía no sabía qué lo había llevado a aceptar la invitación del internado. O sí: el poder tener un techo y comida, básicamente. Los estudios le eran indiferentes, había visto una oportunidad para salir de las calles, dejar de dormir en callejones y trabajar para comer. No más drogas ni trabajos como traficante o matón. Aun así, no se encontraba del todo bien. No se había drogado desde que había llegado, y la necesidad de aquellas substancias se le hacía imposible. Por lo menos conseguía distraerse con las actividades extraescolares.

Porque no le iba del todo bien con sus asignaturas. Solo con química, ironías de la vida. La única que le interesaba y la única que se le daba bien. Sabía cómo hacer drogas, así que no era extraño. Llevaba casi tres años sin estudiar, por lo que, pese a haberse puesto al día con química, sus notas y su capacidad de atención en otras asignaturas era mínima.

Entró en el aula con un ejemplar de El Gran Gatsby de Fitzgerald, el cual había tomado prestado de la biblioteca. El club de literatura, aparte del de jardinería y el atletismo, era una de esas distracciones. El escritor americano había resultado ser uno de sus favoritos, quizás por la apariencia de vida perfecta que sus protagonistas vivían, ocultando una vida de miseria por debajo. Cerró la puerta tras de sí y levantó la vista de su libro, para encontrarse un chica. Entrecerró los ojos para fijarse en sus facciones mientras observaba a través de la ventana. El invierno se acercaba, y era una de las estaciones en las que agradecía tener una cama y calefacción. Está en el club de atletismo, ojos azules, pelo castaño, va en mi curso. Saca buenas notas. Sí, es Rose. Bonito nombre. Rosas. Blancas. Las rojas están demasiado vistas. Si bien decía aquello era porque le gustaban las plantas y flores.  Negó con la cabeza, desechando todos aquellos pensamientos y palabras encadenadas que había llegado a su mente en un orden específico.

Lo que le extrañaba es que se encontrara allí, supuestamente eran unas clases de refuerzo y ella sacaba matrícula en todo lo que se proponía así que… ¿Le daban créditos extra o qué? Suspiró sin hacer ruido, y pronto se dio cuenta que seguía anclado en la entrada de la sala.-Ejem.- carraspeó con la voz para llamar su atención, pero se dirigió a sentarse en la segunda fila, a dos asientos de ella y una fila por detrás. Odiaba ser observado. Dejó el libro sobre la mesa y miró su portada, comenzando a mover la pierna involuntariamente, su tic personal.
Publicado por Phoenix R. Blackwood el Jue Ago 25, 2016 9:00 pm


avatar
sexto curso
Nix
45
83
Will Higginson
El pasado siempre vuelve.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t1361-blackwood-phoeni
Dunkelheit era muy diferente a cualquier entorno que hubiera presenciado con anterioridad. Los límites de Rose se ubicaban en el Centro Médico y en la pequeña casa que alguna vez fue suya y de su padre, nada más, y en cualquiera de los casos no se sentía muy cómoda que digamos, ambos eran lugares más parecidos a una prisión que cualquier otra cosa por lo que era fácil concluir que el internado en el que vivía era lo más bonito que hasta ese momento sus ojos azules habían visto.

Disfrutaba los terrenos, el verde intenso que se extendía a kilómetros y kilómetros de distancia. También el lago, tan pacífico, pero a la vez tan dañino si se te ocurría irrumpir en sus dominios. El rocío sobre las plantas del invernadero similar a un pequeño tesoro oculto, el olor a tierra y a humedad, el frío escoces... era un paraíso, Rose no podía quejarse, quizás por eso pidió que llevaran a su hermano, porque quería compartir esas maravillas a su lado.

Rose estaba absorta en su propia mente cuando un carraspeo la hace voltear y es cuando se da cuenta que su nuevo pupilo acaba de hacer acto de presencia. De vista lo conocía, lo cual podía significar una ventaja, el chico en sí compartía muchas cosas con Rose, más eso no quería decir necesariamente que ambos fueran amigos. Se sienta no tan cerca de la castaña, Rosie ve cada uno de sus movimientos. —Hola—. Bien, ese era el primer paso, ¿cierto? Rose gira un poco su cuerpo, en sus labios se forja una pequeña sonrisa. —Soy Rose Wood y... me pidieron que te ayudara un poco...—. Poco a poco empezaba a experimentar esa sensación de que la conversación iba a perderse en algún momento por su culpa. Por fortuna, Yvette hizo acto de presencia y se colocó a la vista de ambos jóvenes.

La explicación fue breve, ambos estaban para ayudarse. Rose tenía buenas notas, era aplicada y una alumna modelo, Phoenix tenía "potencial" o así lo había dicho la directora, un potencial que no quería desperdiciar por lo que la castaña lo ayudaría a establecer una rutina de estudio y a entender las nociones básicas de las materias para que él tomara su propio camino. Yvette hizo énfasis en que podía ser un intercambio de conocimiento ya que química era la única materia que le costaba a Rose. La castaña supo que Ophelia había intervenido y no pudo evitar sonreír por ello.

La mujer no tardó demasiado y se fue antes de que ellos pudieran intervenir. Antes de cerrar la puerta a sus espaldas dijo que sería una buena oportunidad para que ambos se conocieran y establecieran un horario de clases particulares. Rose apenas asintió antes de que el sonido de la puerta cerrándose los dejara en silencio.

Bien, Rose, es el momento. No puedes huir del mundo para siempre, quién dice que el chico no puede ser agradable y esto sea una oportunidad para ambos. Rose vuelve a voltear, en ese momento se da cuenta que la distancia no los ayuda así que la castaña se levanta y camina para sentarse en el escritorio a su lado. —Bien, ya el curso ha empezado, pero no hemos visto mucho, podemos empezar con una clase de repaso y luego tomar los temas nuevos, ¿te parece? Pueden ser dos clases para que no te agobies—. Rose abre un cuaderno y toma su lápiz con la mano derecha, de pronto se da cuenta que está aferrándose demasiado al rol de maestra. Ve a Phoenix con sus ojos azules, ella también era una estudiante a fin de cuentas. —No te preocupes, ¿vale? Es más sencillo de lo que crees, iremos poco a poco, y cualquier duda puedes preguntarme, siempre que quieras puedes preguntarme. ¿Alguna materia de cuesta más en particular?
Publicado por M. Rose Wood el Lun Ago 29, 2016 10:12 am




Reflection:

avatar
sexto curso
Rose
333
629
Barbara Palvin
El valor no es la ausencia del miedo, es el conocimiento de que hay algo más que el miedo en sí.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t42-mya-rose-wood#87
Alzó una ceja cuando la chica comenzó a hablarle. Nunca habían establecido conversación, ¿por qué ahora? Estuvo a punto de responder, pero de su boca no salieron palabras, ya que el ruido de la puerta llamó su atención. Se sentó derecho en cuanto Yvette entró, pasando sus dedos por las esquinas del libro y quedándose en silencio. Escuchó con atención las palabras de la mujer y no pudo evitar bufar ante lo que le estaba haciendo. ¿Qué otra estudiante le enseñase? Rodó los ojos ante la mención sobre su potencial. Venga ya, sólo quería quedar bien. Aparte de Química lo único que le interesaba era Historia, asó que no, sólo tenía potencial para esas asignaturas, que eran las que le gustaban. Se conformaba con aprobar, por mucho que la chica fuese un genio, no creía que fuese una idea. Estuvo a punto de abrir la boca para discrepar. ¿Él de profesor? Ya evitaba lo suficiente a la gente como para tener que explicarle a alguien química. No, nunca hablaba más de lo necesario, e Yvette lo estaba poniendo en una situación comprometida ya que, por mucho que quisiera, no se podía negar a aquellas órdenes. Decidió rendirse. Si quería seguir allí tendría que hacer lo que se le pidiese, por mucho que no le gustara. Siempre le quedaba romper las demás reglas que no incumbían sus estudios.

Hizo un saludo militar cuando se fue y suspiró con tranquilidad por no tener que verla más. En cuestión de segundos tenía a la castaña sentada a su lado. Dio un salto en su asiento por el susto, haciendo que su silla se moviese escasos centímetros hacia el lado contrario al que se encontraba ella. No era fan del contacto físico, al menos que él quisiera acercarse. Además, lo había tomado por sorpresa.- Un segundo, dame un segundo, por favor.- interrumpió el discurso de la chica y se masajeó el puente de la nariz. Era raro en el pedir perdón, pero, por una vez, Rose no tenía culpa de que los hubiesen metido en aquel berenjenal.-No me preocupo, simplemente no me importaban estas clases. Lo hacía porque me la iban a dar profesores. Se suponía.- su tono se volvió severo, incluso molesto. Lo habían engañado. Al tiempo se sintió un poco culpable ̶  ¿culpable, él? Un instinto que no solía poseer ̶  Al fin y al cabo, no creía que a ella la hubiesen llevado allí por las buenas. Respiró hondo y habló.- Lo siento. De nuevo.-hizo una pausa para calmarse. Por alguna razón, la chica le inspiraba cierta ternura o inocencia. No creía que fuese peligrosa.- Derecho. Y cálculo. Y español.- contó con la mente sus peores asignaturas.-se me da bien química e historia, y ya. Tampoco es que lo demás me interese demasiado. Quizás es eso. Me aburren.- se encogió de hombros y miró a Rose. Ella lo estaba intentando, así que pondría de su parte. Le daría una oportunidad, era una de las pocas personas que intentaban establecer una relación con él sin huir despavorida.
Publicado por Phoenix R. Blackwood el Mar Ago 30, 2016 10:18 pm


avatar
sexto curso
Nix
45
83
Will Higginson
El pasado siempre vuelve.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t1361-blackwood-phoeni
Intimidada, esa era la palabra. Rose nunca se había sentido tan diminuta en la vida y quizás era por eso que evitaba el contacto con los demás, no era lo suficientemente buena para establecer una conversación normal tras tanto tiempo en el cautiverio personal que ella misma había armado sin ninguna razón aparente, vale, si tenía sus razones, pero eran tan antiguas que a veces el mismo Wes le cuestionaba por su vigencia.

Estuvo cerca de irse, tuvo miedo, sí, miedo de seguir siendo tan tonta e imprudente frente a ese chico que parecía ser más fuerte y expresivo que ella. Siempre quería llevar las cosas con orden, bajo perfil, pero no todo era así y Rose no podía dominar a las personas. La castaña hunde la yema de sus dedos en la mesa de madera y se relame delicadamente el labio inferior, sentía sus músculos tensos. No había un manual para actuar en situaciones como esas y Rose rogaba porque existiera una norma o una respuesta a qué hacer en un momento similar. Ella no era lo que él esperaba y no se trataba de Rose, se trataba de que la estaban colocando a ella en lugar de un profesor, a ella frente a un chico que no esperaba tener una tutoría con un igual sino con alguien más capacitado. —Yo... tampoco lo sabía—. Su voz es un susurro, uno casi audible. De repente fue perdiendo más y más tamaño, quería que el asiento la tragara de una vez por todas. Sus ojos azules se desvían, sí, ciertamente no sabía cómo continuar. Quizás Ophelia se equivocaba y eso sería un desastre, sí, un completo desastre.

Su posterior disculpa la hizo girar, no lo entendía, en un momento le hablaba con severidad y ahora se estaba disculpando. Rose consideró la opción de irse, pero era como tratar con Wes; siempre tenía que seguir intentando hasta dar con lo que el chico realmente era. Probablemente usar ese principio con Phoenix no estuviera mal. —No te preocupes, yo... yo te entiendo—. Afirma con una pequeña curvatura en sus labios sonrosados, un atisbo de sonrisa.

La postura de Rose se relaja un poco, es en ese instante cuando comprende que hacer las cosas tan regias y académicas no la ayudará mucho. Él esperaba un docente, pero había llegado ella, una estudiante, quizás era mejor tomar las cosas por el lado que era y trazar un puente donde ambos pudieran entender el mismo código. —A mí me gusta la historia, de hecho es mi materia favorita. La vida de otros, todo lo que pasó, es un poco más interesante.

Y ahí estaba, hablando con un desconocido, tratando de por lo menos aparentar ser una chica normal. Rose toma un respiro mientras continúa hablando. —¿Sabes? He aprendido algo y es que no todos somos perfectos para las mismas tareas. Hay quienes aman la historia, por ejemplo, mientras a otros les aburre y les parece poco necesaria. Muchos dicen vivir mejor en un mundo de números, pero en lo particular a mí eso no me agrada tanto. Lo que quiero decir es que no puedo obligarte a que te guste algo que simplemente no te llama la atención y, como tú dices, te aburre. Te apuesto que eres bueno en muchas cosas, química según dijo Yvette. A mí no me gusta la química, pero trato de esforzarme—. Se estaba yendo por las ramas, no demoró en ubicarse de nuevo. —El asunto con esto es que no pienso obligarte a que te guste español como dices, pero puedo darte algunas herramientas para que lo entiendas y el paso por la materia sea mucho más sencillo. No todos aman cálculo, pero te ayudaré a pasarla y quizás te guste al final, quizás no, pero el punto es que lo entiendas y pases de largo sin problemas—. Finaliza con una pequeña sonrisa un poco más honesta.

Rose no quería quebrar el espacio personal del chico cuando ella misma era tan detallista con ese punto. Arranca una hoja de su cuaderno y toma un lápiz de punta filosa, coloca los implementos en la mesa de su nuevo pupilo antes de volver a su sitio y mantener la distancia. —Puedes anotar tus tiempos libres, así coordinamos con los míos, prometo que no será mucho tiempo, no creo que eso te ayude.
Publicado por M. Rose Wood el Miér Ago 31, 2016 10:56 am




Reflection:

avatar
sexto curso
Rose
333
629
Barbara Palvin
El valor no es la ausencia del miedo, es el conocimiento de que hay algo más que el miedo en sí.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t42-mya-rose-wood#87
Así que ella tampoco sabía lo que les esperaba aquel día- Vale, así que básicamente ha sido una treta, una encerrona.- susurró las palabras más para sí mismo que para ella, y no pudo evitar soltar una carcajada  de comprensión. Serán vagos, lo que quieren es disponer de su tiempo libre, pensó, ya que suponía que los profesores prefería que se arreglaran entre ellos o, tal vez, habían visto la actitud de Phoenix con el resto de sus compañeros y buscaban que se relacionasen. La llevaban clara. Aunque con Rose podía hacer una pequeña excepción y, al menos tolerarla.

-¿Me…entiendes?- la situación se ponía interesante, y correspondió la sonrisa de Rose, e incluso llegó a reírse. No, dudaba que entendiese por lo que había pasado pero, si seguían así, podían llegar a un punto intermedio. Antes de mirarla hubiese creído que se marcharía de allí, que ya había vuelto a asustar a otra persona por su carácter. Pero no, la chica tenía mucha paciencia. Una virtud que no se encontraba entre sus cualidades. Pórtate bien por una vez Phoenix. No es peligrosa como los demás. ¿Qué cómo lo sabía? Por su aura. Sí, había personas que sabían mentir demasiado bien, que podían hacerse pasar por otras. Pero Nix sabía cómo reconocer si la oscuridad residía en una persona. Y no era capaz de verla en Rose. Pese a que todavía es pronto para categorizarla.

-A la mayoría de gente le parece una asignatura aburrida.- mencionó.- A mí me parece interesante conocer el pasado.-hizo una pausa.- como se dice: ‘los errores del pasado se repiten’ o ‘solo conocerás tu presente cuando conozcas tu pasado’.-dos frases famosas cuyos autores no recordaba, pero frases pronunciadas por su abuelo.- Primera y Segunda Guerra Mundial.- eran sus épocas favoritas.-mi abuelo siempre me hablaba de la segunda, fue preso de guerra en Alemania. Me dio esto.- se sacó el colgante con una bala de color plateado, un poco gastado por el tiempo, de dentro de su camisa. Era, si cabía, su posesión más preciada. Invocaba recuerdos de su niñez, mostrando una época en la que había sido feliz, y que podía volver a serlo.

-Sí, a cada uno se le da bien una cosa. Como los tipos de inteligencia- había gente más dada, por ejemplo, a la música, la lingüista o a las matemáticas. – Simplemente tengo que esforzarme en pasar para seguir aquí.- desde luego, no quería volver a las calles de Londres. –Así que sí, con tal de que me des el método para conseguir aprobar será suficiente.- se giró en su silla, moviendo su cuerpo para colocarlo delante de ella.

Manos a la obra, murmuró su mente. Cogió el papel y lápiz que ella le había tendido y comenzó a escribir. Se rascó la cabeza mientras mantenía una expresión pensativa. –Bien, las actividades que tengo son atletismo, jardinería y literatura.- las cuales, aparte de sus materias principales no podría haber cursado si no hubiese llegado allí.- Así que tengo libre todos los días de cinco a siete de la tarde. Y luego los fines de semana.- trazó las letras con su mano izquierda. A veces, cuando hablaba con él mismo en voz alta, se concentraba más.- ¿tú también estás en el club de atletismo, no?- era una pregunta estúpida, ambos sabían la respuesta, pero era un modo de conocer a su nueva profesora. Si estaba obligado a pasar tiempo con ella, tenía que hacerlo.
Publicado por Phoenix R. Blackwood el Mar Sep 06, 2016 10:27 pm


avatar
sexto curso
Nix
45
83
Will Higginson
El pasado siempre vuelve.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t1361-blackwood-phoeni
Tantear el terreno e ir paso a paso no es una de las formas más sencillas a la hora de caminar, pero suele ser la más eficaz cuando no sabes si puedas caer ante la primera pisada. Rose mentiría si decía que conocía a chicos como Phoenix, no era así, quizás en el Centro Clínico abundaran, pero la verdad ella como siempre se había mantenido al margen de la situación por lo que su experiencia tratando personas era prácticamente nula. Le transmitía seriedad, misterio, incluso hasta un ápice de violencia. Entre todas las opciones que la castaña tenía eligió la de quedarse, prefería aferrarse al eco de la voz de Ophelia que le aseguraba que era una oportunidad maravillosa en lugar de salir huyendo como habría hecho ante la primera oportunidad. Tampoco pensó que el primer caso para afrontar sería un chico tan complejo. Calma, Rose. No es tan grave.

No sabía qué decir. Ella tampoco sabía nada hasta el momento que se lo plantearon y de alguna manera asumieron que Rose estaría dentro del paquete sin duda alguna, no era muy justo, pero la chica de ojos azules se había enfocado toda su vida en verle el lado positivo a las situaciones que se le presentaran, quizás era hora de ponerlo en práctica. Por otro lado, para entenderlo tenía que ponerse de su lado. Incluso para ella sería incómodo que de la noche a la mañana le dijeran que sus notas iban en declive y que un alumno corriente la ayudaría a subir el promedio. De igual forma esos pensamientos estaban impregnados en Rose, no, no podía entenderlo de lleno, pero al menos si hacer el intento.

Asiente dudosa. ¿En verdad lo entendía? Quizás nunca llegaría a hacerlo por completo, pero esforzarse por lograrlo en ese inicio tan repentino quizás fuera la mejor opción. El ser humano era tan complejo que la misma Rose imaginaba que nunca nadie sería capaz de descifrarlo, incluso uno mismo a nivel personal. La mente era una caja de hilos, hilos enredados y de varios colores que se tensaban cada vez que una nueva idea aparecía. Una vez había escuchado en el hospital que para eso servían los psicólogos, que ellos eran los que "bordaban" con esos hilos, solo que la idea de que Motka fuera su artesano de por vida no le agradaba ni un poquito.

Lo escucha, en particular sentía debilidad por la historia de la familia Romanov, siempre que podía leía de nuevo como si fuera a descubrir algún punto olvidado entre las muchas lecturas. Ve el colgante y un pequeño brillo se asoma en sus ojos, la historia podía resultar incluso milagrosa para Rose. —Entonces debe ser muy importante para ti, ¿cierto?—. Una sonrisa ladina aparece en sus labios. Rose baja la mirada, ella no tiene que sacar nada puesto que la abertura en V de la camisa permite ver una cadena dorada que sostiene el dije compartido con su hermano y una pequeña perla.—Yo solo tengo esto. Lo comparto con mi hermano y esta...—. Toma la perla que surca entre sus dedos finos con gracia y timidez. —... la encontré en mi casa, creo que era de mi madre—. El "creo" ya daba mucho que pensar, tomando en cuenta que Rose nunca conoció a su madre. —Pero el tuyo es más interesante, tiene más historia.

Las cosas, por suerte, estaban empezando a fluir entre ellos y era algo que Rose agradecía. El chico se coloca en su frente y ella endereza su espalda de inmediato tratando de que su postura no permita el roce en ningún momento. La castaña no sabía si explicar ese punto, aunque apenas se estaban conociendo, no tendrían necesariamente que mantener algún contacto físico pronto, quizás Rose podía guardar aquel argumento para después. —Sí, eso vamos a hacer. Solo tienes que esmerarte para pasar todas las asignaturas al menos. Quizás en tu tiempo libre puedas enfocarte en las cosas que realmente te gustan—. Finaliza con una sonrisa mientras sus ojos se fijan en lo que escribe en el papel.

—Sí, y en literatura... no he asistido demasiado las últimas veces, pero también estoy allí—. Comenta rascando un poco la piel de su cuello dejando finas líneas, su piel aparentaba ser muy delicada. —Creo que podemos obviar los días de entrenamiento, por lo general solo tenemos una hora antes de la cena y acabaremos cansados, aunque si la práctica es leve podríamos reunirnos sin problema, ambos estamos en atletismo. Creo que podemos usar la hora antes de la cena los martes y jueves que son más tranquilos, incluso si llegamos un poco tarde a cenar no creo que se molesten y...—. Gira un poco su rostro tratando de ver el horario que Phoenix le ofrecía. —Unas cuatro o tres horas los sábados, dependiendo de la materia que tengamos que ver o si tenemos alguna evaluación. Los fines de semana son tranquilos en el internado, es algo que podemos ver sobre la marcha, como te sientas cómodo—. Finaliza. —¿Te parece bien?
Publicado por M. Rose Wood el Vie Sep 09, 2016 11:12 am




Reflection:

avatar
sexto curso
Rose
333
629
Barbara Palvin
El valor no es la ausencia del miedo, es el conocimiento de que hay algo más que el miedo en sí.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t42-mya-rose-wood#87
Ella asintió con la cabeza. Fue entonces cuando supo que, en realidad, no lo entendía. Si lo hubiese intentado comprender de primeras, sin conocerle, le hubiese molestado. Por lo que le hizo gracia que no pronunciara palabra alguna, simplemente que tratara de ponerse en su lugar.

La bala siguió moviéndose entre sus dedos unos minutos más, mientras la miraba pensativo. Reaccionó cuando ella le preguntó.- Sí, claro que lo es.- soltó el colgante, que cayó en su chaleco y que, posteriormente, guardo por dentro, notando el frío de la munición contra su pecho. Eras más importante de lo que ella creía. Ese pequeño trozo de metal significaba toda su infancia, si es que alguna vez la tuvo. Hasta la muerte de su abuelo. Le recordaba que siempre podía volver a aquella época en su memoria, y que en, algún futuro, podía ser un poco más feliz de lo que había sido en aquella época. Escuchó los que tenía que decir antes de fijarse en su pecho. Los colgantes están de moda.

Negó con la cabeza ante su último comentario.-No considero que tengas razón. Te parece más interesante por la forma en la que te lo he contado, pero podría decir lo mismo de la tuya. Los objetos tienen la importancia que nosotros le damos. Aunque sí, son más atractivos si tienen una historia detrás. Quizás tu madre la llevaba en un collar que se puso en un momento especial, o era de un familiar suyo. No sé si me explico.-levantó los brazos en señal de derrota. A veces le costaba explicarse. Pero pensaba lo que decía.

-Ya decía yo que no te había visto.-se sinceró, si bien admitió anteriormente que la conocía de atletismo.- La verdad es que es apasionante, en mi vida había leído un libro.-sabía leer porque le había enseñado su abuela, pero, hasta la muerte de su padres, casi nunca había ido al instituto. Es por eso que iba tan atrasado. Su cabeza dio vueltas y vueltas con todas las horas que había en una semana, hasta perderse.- Vale, vale.- se volvió a ubicar. ¿Tres o cuatro horas los fines de semana? ¿Quería matarlo en su días libres? Suspiró. No podía negarse, era cuando más tiempo tenía.-Entonces si hemos puesto ese horario…-hizo una pausa.-¿Cuándo se supone que te enseño química?- sonrió, sabiendo que seguramente la chica lo había incluido en sus esquemas, pero no había hablado sobre ello.- Lo que tú digas, 'profe'.- recalcó el apelativo a modo de broma. Curiosamente, se estaba abriendo demasiado a Rose, más que a ninguna persona del internado.
Publicado por Phoenix R. Blackwood el Jue Sep 15, 2016 11:13 pm


avatar
sexto curso
Nix
45
83
Will Higginson
El pasado siempre vuelve.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t1361-blackwood-phoeni
La perla que colgaba de su cuello era mucho más importante para ella de lo que podía admitir. No solo se trataba de que fuera hermosa, de buenas a primeras lo era, sino de que era el único recuerdo vivo que tenía de su madre. Rose, Rose madre, murió poco después de dar a luz a su única hija. Rosie pasó la vida preguntándose si en verdad su padre alguna vez amó a su madre, nunca hablaba de ella y quizás fue esa misma razón la que impulsó a la pequeña castaña de ojos azules a investigar por su cuenta buscando aquella figura tan necesaria que el mismo destino le había arrebatado. Rose buscó prendas, fotos, notas... todo lo que su mente de niña le exigía, nunca encontró nada. Sin embargo, un día sola en su casa, decidió hurgar entre las pertenencias de su padre a sabiendas de que él podía enojarse mucho si la descubría. Fue una de las primeras veces que en verdad se arriesgó y terminó por descubrir ese pequeño tesoro en una caja grabada de latón. Estaba segura que no era de su padre, él no era tan delicado, además estaba atada a una cadena delicada y oxidada. Rose tomó la perla, era lo único que le importaba, tenía que ser de su madre, estaba segura. Nunca supo si su padre la guardó por nostalgia, por rencor o incluso porque el objeto vino a dar allí sin una explicación aparente, pero tenía que guardarlo, era lo único que le recordaba que alguna vez alguien la amó, o al menos era mejor pensarlo así.

Lo había entendido. Le causaba gracia que, de cierto modo, al chico le costara tanto explicarse con palabras, pero ella había captado la idea inicial así que era lo que contaba. Sonríe y baja la mirada, asiente —Sí, te entiendo. Te explicaste bien—. Lo ve a los ojos haciendo énfasis en ese punto. —Quizás, aunque creo que me conformo en saber que ella lo usó en cualquier momento de su vida. Probablemente le gustaba mucho—. Aunque esa última parte la usaba para adornar un poco sus pensamientos, aquellos que había tallado desde que era una niña para llenar sus vacíos.

Había asistido a literatura por la herramienta que simbolizaba para mejorar su escritura. A Rose le encantaba escribir y reflejar sus pensamientos en el papel, sin embargo, la chica sentía que necesitaba crecer y leer y analizar libros parecía una alternativa indicada, además de una buena opción para emplear su tiempo libre. —Hay libros muy buenos y variedad para todos los gustos, eso me ha ayudado a mejorar mi escritura un poco. Tengo una lista de mis libros favoritos, quizás algún día te la pueda mostrar—. Confiesa, la verdad es que resultaba extraño para ella abrirse ante las personas y en particular ante un chico así. No hacía falta muchos ojos para darse cuenta de que Phoenix era opuesto a Rose en muchos sentidos.

El apelativo la hace sonreír, una sonrisa pura y honesta, típica de su edad, no cohibida y tímida lo cual le terminaba sumando a Rose más años de los que tenía. Le había causado gracia que alguien la considerara su "profesora". —Vale, Rose suena mejor, el profe le da mucha seriedad al asunto y básicamente tenemos una edad parecida—. Afirma. Química, no lo había pensado, ella estaba armando un horario para su nuevo pupilo y no recordaba que tendría que pasar por el papel de estudiante de un estudiante también. Rose observa el papel de Phoenix de nuevo y recuerda sus propias ocupaciones. Su rostro parece concentrado, frunce el ceño creando pequeñas arrugas en su frente y muerde un poco la cara interna de su labio inferior. Lo libera luego de un corto análisis. —¿Te parece si dividimos las clases de los sábados? Tenemos horarios similares, si tenemos algún examen podríamos tomar una de tus horas en la semana, siempre que sea necesario. Podrías explicarme una hora u hora y media el sábado para refrescar los temas y vemos sobre la marcha su funciona—. Se encoge de hombros, era la única alternativa que se le ocurría.
Publicado por M. Rose Wood el Dom Sep 18, 2016 12:12 pm




Reflection:

avatar
sexto curso
Rose
333
629
Barbara Palvin
El valor no es la ausencia del miedo, es el conocimiento de que hay algo más que el miedo en sí.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t42-mya-rose-wood#87
¿Mejorar la escritura? ¿No existían talleres de escritura creativa? Tal vez el taller de literatura le mostraba diferentes tipos de géneros, así como a expresarse en cada uno de ellos.- Me encantaría.- se sinceró, ya que últimamente la lectura enfrascaba lo que quedaba de su tiempo libre, siempre y cuando no estaba con Kai. Hasta el momento no podía decidirse por un libro que le gustase, creía que era demasiado pronto y que tenía que leer de todo para escoger.

-No es serio, es un apodo y es gracioso.-
lo había acortado para ello, así no tomaba todo el significado del sustantivo.-Además solo te lo llamaré yo. Puede ser nuestra palabra secreta. Cuando te encuentres mal o tengas algo que decirme en privado, firma de ese modo y acudiré a ti cuandome necesites.- quizás lo que le estaba diciendo sonase estúpido teniendo en cuenta que la acababa de conocer, pero no era la primera persona con la que se escribía notas. En cierto modo era un método más fiable. Las paredes tienen oídos y el papel podía deshacerse con un simple mechero, haciendo que el mensaje se perdiese para la eternidad.- Estamos en el mismo curso, tenemos la misma edad.- recalcó.

Al final terminó dejando que hablase de horarios, su cabeza estaba a punto de estallar con el conteo de horas que estaba llevando. Asintió a todo lo que dijo como si se hubiese enterado de algo. Total, ya leería el horario que había escrito después, lo revisaría cada mañana y acudiría al lugar acordado.- ¿Eso es todo, verdad?- se pronunció, dudando que fuese a empezar las clases de inmediato. Tenía que recapacitar con todo lo que había pasado en unos pocos minutos, todavía si pensar en el lío en el que lo habían metido. Recogió su libro y se despidió de la chica con una sonrisa.- Hasta luego, profe.- desde luego, no iba a sacarle el mote de su cabeza.
Publicado por Phoenix R. Blackwood el Mar Sep 27, 2016 9:06 pm


avatar
sexto curso
Nix
45
83
Will Higginson
El pasado siempre vuelve.
sexto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t1361-blackwood-phoeni
Publicado por Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.