Últimos temas
» ▲ Inscripciones a la TGF
Dom Nov 06, 2016 9:33 pm por J. Nate Seeber

» More than Blood —PRIV. Elliot Rhodes
Dom Nov 06, 2016 4:23 am por Elliot Rhodes

» Noche sin estrellas.
Sáb Nov 05, 2016 8:51 pm por Brian Downer

» Friendly fires — Isak
Lun Oct 24, 2016 12:05 am por Isak T. Bruhn

» ▲ Petición de rol
Sáb Oct 22, 2016 11:27 am por Brian Downer

» Darling, SO IT GOES (BRIAN)
Sáb Oct 22, 2016 10:56 am por Brian Downer

» Pared Pintarrajeada [MT#3]
Jue Oct 20, 2016 12:08 pm por M. Yvette Gunnhild

» 2 – 9 – 8 – 3 – 2 [MT#3]
Miér Oct 19, 2016 9:46 am por M. Yvette Gunnhild

» Something happened [Xavier R.]
Mar Oct 18, 2016 9:15 am por Benjamin Lewis

» Power [Benjamin & Mathias]
Lun Oct 17, 2016 6:43 pm por Benjamin Lewis

» ▲ Desbloqueo de tramas
Lun Oct 17, 2016 10:03 am por M. Yvette Gunnhild

» Wildfire
Dom Oct 16, 2016 11:09 pm por Xavier D. Rhodes

Afiliados del Foro
Afiliados Hermanos - 6/6
Directorio - 6/6
Afiliados Elite - 33/33 - Última Limpieza: 24 de septiembre - Cerrado

Colorfull mind - Isak [FB]

23 de marzo

Replicaba por lo bajo usando términos poco agradables a medida que bajaba las escaleras. Caroline no entendía quién la había mandado a ofrecerse a ayudar al club de teatro. Vale, su buena voluntad y ganas de hacer el bien a pesar de su jodido carácter habían sido las principales protagonistas, pero la rubia no contaba con que no sería una sola utilería sino más material que el pensado y del que le habían hablado en un primer momento. Hacía varias semanas miembros de teatro habían solicitado la ayuda de algunos voluntarios del equipo de pintura para renovar materiales ya viejos que deberían usar para sus futuras obras. Carol se había negado en lo personal al oír la propuesta, pero poco a poco entendió que era mejor eso que tener que asistir hasta el tope de las clases donde la iniciativa era abrir su personalidad y expandir sus emociones. De solo escucharlo la piel de la chica inglesa se erizaba por lo que aceptó sin titubear y se dedicó a mezclar colores para hacer de los viejos trozos de madera algo completamente nuevo.

Pasaron los días. De tres personas solo quedó Carol, aunque no se lamentó por ello, para la menor de los Harrison todo el trauma de los trabajos en grupo representaba un evidente fraude. Prefería estar sola que con una compañía que al final del día acabaría por ser una carga.

Había tomado su hora de pintura para culminar su tarea en solitario. Carol acabó antes del lapso establecido y decidió llevar todo con calma y tener tiempo antes de la hora de la cena. Por otro lado, la rubia no calculaba que entre peso y cantidad no podría hacer el traslado sola o, si lo hacía, al menos tendría que hacer un par de viajes si no tres. La rubia pone sus ojos claros en blanco en señal de hastío, toma un respiro y empieza a cargar lo más simple y "ligero". Para ese momento una pequeña mancha azul cielo decoraba su mejilla y sus cabellos danzaban desordenados por su espalda al ritmo del contoneo habitual de sus caderas y la danza de la falda escolar.

La rubia baja las escaleras con sumo cuidado, apartando los implementos de su campo visual. Al llegar al Auditorio pensaba encontrarse con algún miembro del grupo de teatro, pero al parecer ellos también habían terminado antes de la obra por lo que Caroline sigue su camino y sube al escenario para dejar todo en el suelo de madera.

¿Cuál sería el siguiente paso? La verdad es que no recordaba haber pisado la parte trasera de ese lugar, por lo que antes de meter la pata o dejar su obra de arte en algún lugar inseguro era mejor pensarlo dos veces. La rubia toma un respiro y pone sus manos en jarras viendo desde el centro de la tarima todo el lugar, era magnifico al verlo de esa manera. Caroline humedece sus labios, sigue pensando, sigue imaginando qué hacer, pero al parecer la idea sería buscar lo demás, dejarlo ahí y que alguien al día siguiente lo acomodara.

La rubia da unos pasos hacia atrás y su iris azul busca en los laterales alguna figura, alguien que pudiera darle las respuestas que necesitaba. No solo había pintado todo sola, también lo había llevado por su cuenta y además no había nadie para recibirlo. Quizás por eso a las buenas personas nunca le iba bien del todo.
Publicado por P. Carol Harrison el Vie Sep 09, 2016 6:36 pm


the air that touches your cheek
avatar
desaparecido
Carol
140
258
Kennedy Stearns
Si la vida te da limones... prepara limonada (?
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t374-harrison-paige-ca
La segunda obra del internado debería haberse dado ya; no obstante, los extraños sucesos que se han dado al internado han impedido que esto pase pues los actores tienen su mente en las nubes. Eso y que, cuando se dieron cuenta, los materiales estaban desgastados y tuvieron que mandarlo a que se curen con los alumnos de la clase de arte. Trabajo en equipo, ¿no? Solo que de los alumnos de arte pocos decidieron proponerse como voluntarios y los alumnos de teatro solo dejaron el material en su aula para que hagan el trabajo. A Isak eso no le pareció bien, ¿pero a quién le importa su opinión? Seguro a alguien sí, pero no cree que eso sea posible.

En verdad Isak tuvo opción para poder llevar el papel principal, eso sí fuera capaz de dar su opinión y ser activo en las clases. El problema es que se queda callado en su silla mientras los demás hablan, por lo que ni le toman en consideración. No se equivoquen, le gusta actuar y no tiene problemas cuando lo hace delante de personas, solo que prefiere seguir las pautas que le dan y ya. Sería mucho mejor que improvisara a veces en el diálogo, como muchos de sus compañeros hacen, pero se apega a sus líneas y nada más. Es de esos que entregan el trabajo como se pide sin nada extra. Ni más ni menos.

El auditorio se mantiene vacío cuando el moreno llega. Solo los personajes principales estaban repasando el día de hoy, pero Isak decidió que era mejor si él lo hacía a solas. No es que tenga muchas líneas, pero tampoco son pocas. Además, el celador (personaje que interpreta) tiene unas cuantas escenas con uno de los personajes principales y quiere que le salga bien. Que no haga nada extra no significa que sea deficiente. En su interior desea que le den cumplidos por un buen trabajo, aunque no se esfuerce el 110%. Puede que esa sea la razón por la que no pasa lo que quiere, o también porque para pensando que a sus compañeros les desagrada él. Si tan solo preguntara, se sorprendería de lo que dirían. Todavía le faltan unos cuantos meses para cambiar.

Entra a la habitación de los vídeos para dejar su diálogo y recoger la llave del auditorio cuando un ruido fuera le llama la atención. Esto alerta todos sus sentidos, haciendo que parpadee unas cuantas veces. ¿Alguien más ha venido a practicar, o una pareja quiere aprovecharse de que el auditorio está abierto para hacer de lo suyo? Ha pasado, en serio. Con cuidado sale de la habitación y, tras bastidores, mira quién está ahí fuera. Sus ojos, lo único no cubierto por la cortina, se fijan en la cabellera rubia y no pasa más de un segundo para reconocerla.

Carol. ¿Qué hace aq-? Ah, verdad, los materiales para la actuación. Parece que se está yendo e Isak considera la opción de dejarla ir, ¿qué va a necesitar de su stalker número uno? Nada, seguro ya le fue suficiente con su conversación en los campos deportivos del internado. Incluso piensa girarse y esperar a que se vaya, pero algo en su interior lo saca. Bueno, eso y que cuando planea ir a otro lado se tropieza con algo y cae de cara al suelo. Es imposible que la chica no haya escuchado el sonido, pues el mismo le delata. Buena esa, Bruhn. Con cuidado se levanta, ya no teniendo escapatoria de la belleza de la inglesa—. Carol.
Publicado por Isak T. Bruhn el Miér Sep 14, 2016 11:36 am
avatar
quinto curso
Is
258
427
Cameron Dallas
You have to believe me when I say you are not forgotten. No matter how many lives you stumble into, those people are never going to forget you.
quinto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t148-bruhn-isak-terran
Se estaba cansando y, a ciencia cierta, nadie podría culparla por hacerlo. Carol no era la persona indicada a la hora de realizar favores, lo había hecho como una vía de escape y al parecer su motivación le jugó en contra e hizo el karma hiciera su trabajo y le enseñara a Caroline una lección que, para la rubia, era nada más y nada menos que no ofrecerse. Vale, por lo general las moralejas son positivas e impregnadas de valores, pero lo cierto es que la rubia siempre veía las cosas como mejor le parecían y estaba segura de que no se aventuraría en algo así jamás.

Había terminado como precisamente no había esperado terminar; sola y haciendo todo el trabajo por su cuenta. La gota que derramó el vaso es que ninguna de las personas del teatro estuvieran presentes siquiera para recibir la colaboración de su departamento. Todo había ido de mal en peor.

¿Cuánto tiempo seguiría esperando? Un auditorio solo no era el mejor escenario y la idea de que alguien podía llevarse su obra y dañarla en el proceso poco a poco se iba perdiendo de la mente de la rubia para ser suplantada por una evidente ansiedad de querer largarse de ese lugar. Carol no era de estar mucho tiempo en un mismo ambiente, menos cuando estaba casi que "obligada". Toma un respiro aún en el escenario y decide que, efectivamente, es momento de irse. A la borda mandaba sus diseños, maderas y pintura, no le importaba.

Carol iba a bajar las escaleras cuando un ruido estremecedor hace eco tras las tablas. La rubia se detiene y de inmediato gira, a simple vista no se ve nada y eso no puede evitar preocuparla un poco. Por cómo iban las cosas en el internado quizás estar en solitario y escuchar ruidos misteriosos no fuera precisamente la señal de que un unicornio rosa estaba escondido y venía a salvarles la vida. Caroline traga con dificultad y, contraria a las normas de supervivencia, decide acercarse y averiguar qué pasa, quizás algún estudiante herido… su hermano, el solo pensamiento apresura sus pasos. La rubia se asoma tras las telas tratando de acoplar su vista a la oscuridad, lo cual demora unos segundos.

Su nombre, escucha la mención de su nombre lo que genera que su corazón empiece a latir cada vez más rápido, solo tiene que fijarse en una dirección cercana para darse cuenta de quién se trataba; Isak, Isak Bruhn. —¡Por Dios, Bruhn, eres tú!—. Pone sus ojos en blanco y pasa una mano por sus cabellos en una clara muestra de desesperación, tanto suspenso para nada. —Casi me matas de un susto—. Confiesa dando unos pasos hacia atrás para poder volver a la luz. —¿Necesariamente tienes que caerte o tropezar cosas cada vez que te veo?—. Inquiere con cierto deje de sarcasmo en su voz, aunque la verdad es que era un punto que llamaba su atención, más allá del hecho de que parecía encontrarse siempre con él.
Publicado por P. Carol Harrison el Jue Sep 15, 2016 10:44 am


the air that touches your cheek
avatar
desaparecido
Carol
140
258
Kennedy Stearns
Si la vida te da limones... prepara limonada (?
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t374-harrison-paige-ca
Un poco de polvo mancha sus impecables pantalones en la caída. Para limpiarlo, Isak zarandea la prenda con sus manos. ¿Cómo es posible que alguien sea tan patoso? Si los alumnos fueran parte de la realidad de los Smurfs, el moreno sería Clumsy Smurf, no hay duda de eso. Los dos meten la pata no sólo en situaciones donde la gente podría admirarles, sino también cuando están solos. Capaz y el espíritu de ese Smurf se ha reencarnado en Isak. ¿Se lo imaginan? Yo sí.

Siguiendo con el tema. Isak parece sorprender a la chica porque esta salta del susto pasara luego meter al chico en una oración que le hace dudar si Carol está feliz de verte o no. Lo normal sería pensar que no, pero está en la semana de intentar ser optimista y tiene miedo que Gru descubra que no lo está haciendo. Ese chico parece que tiene ojos en la nuca o una cámara en cada lugar que va Isak porque siempre se entera de todo—. Pues qué bien que no moriste del susto. —¿en serio, Isak? Señores y señoras, le presento lo mejor que se le puede ocurrir al pelmazo este. Cada día sorprende, incluso a mi.

Cuando Carol sale de la oscuridad hacia la luz, los ojos de Isak se quedan fijos en su bella cara y como cada parte de ella es más perfecta que la anterior. Es verdad que puede estar exagerando, pero así es como ve a la chica—. Un ángel caído del cielo. —sin pensarlo dice las palabras, en un tono muy bajo pero posible de ser escuchado si se enfoca en él—. Panqueques. Quiero panqueques. Digo, no, no. Es... es simplemente que tengo poco equilibrio. —pensó en decir que los alrededores tienen algo en contra suya, pero ya es suficiente burla que intente ocultar sus palabras diciendo panqueques para luego cambiar de tema y seguir viéndose como un bobo. Es la segunda vez que se cae al ver a Carol, y si soy sincero no creo que sea la última.
Publicado por Isak T. Bruhn el Jue Sep 22, 2016 12:25 pm
avatar
quinto curso
Is
258
427
Cameron Dallas
You have to believe me when I say you are not forgotten. No matter how many lives you stumble into, those people are never going to forget you.
quinto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t148-bruhn-isak-terran
El destino estaba planeando jugadas que permitieran que Carol se encontrara con Isak más de la cuenta. En lo particular, a la rubia le daba igual, pero últimamente los encuentros iban en aumento y era algo que la chica inglesa no podía pasar por alto, no cuando encima él hacía entradas memorables cada vez que los dos se encontraban. Su mirada estaba en los pasillos, en las clases... en absolutamente todas partes, era como si la persiguiera, solo que la rubia sabía que eso era imposible, Isak valoraba mucho su vida para atreverse a recibir un puñetazo de parte de Caroline por asediarla, o eso creía ella. Esperaba que en ese punto el chico fuera normal.

Su respuesta no fue la esperada, es que al parecer con él nada de lo que pasaba era lo esperado. Todo se salía de su orden respectivo y era algo que frustraba a la rubia hasta más no poder. —¿Qué...?—. Es apenas un susurro poco audible. Aquel ademán chistoso de preocuparse por ella es algo que Caroline no sabe cómo tomarse. —Sí, habría sido tu culpa en tal caso—. Agrega sin saber que más decir, él solía dejarla así, en blanco, sin saber qué decir o qué no.

Lo escucha, por más que no quiere escucharlo lo hace. Están solos en un auditorio, hasta sus respiraciones podían ser escuchadas si ambos se percataban y prestaban la suficiente atención. Por más que quiere hacer caso omiso una sonrisa divertida aparece en sus labios finos, Carol baja la mirada y rasca con sus uñas el lateral de su cuello. —Puedo escucharte bien, ¿lo sabes no?—. Era tan... rosa, que resultaba diferente recibir halagos así de alguien cuando nadie en su sano juicio se había dirigido de esa forma a Caroline, precisamente por su violenta forma de ser. Ve al chico y la confusión arrasa en sus gestos, ¿de qué estaba hablando? Finalmente acaba por decir algo que tiene medianamente sentido, así que ella decide aferrarse a eso. Niega y les quita importancia a las cosas con un gesto de su mano. —Ya, no importa. Ven que necesito mostrarte algo.

Caroline sale al centro del escenario donde había dejado el material que había pintado y que había logrado trasladar ella sola. La rubia se inclina al suelo cuidando el vuelo de la falda escolar con una de sus manos. Alterna su mirada entre sus obras y el chico. —Traje esto. Hace días pidieron al equipo de pintura arreglar sus materiales o por lo menos que lucieran mejor. Lo otro quedó en el taller, pero mientras… está esto—. Señala y con su otra mano remueve para que él pudiera ver las cosas que había pintado; un par de lunas, un sol, algunas cercas y unos cuadros que parecían ladrillos. También dos lienzos que Carol había convertido en ventanas. —¿Crees que gusten?—. Sus ojos claros estaban perdidos en aquellos instrumentos. El tono de su voz hace pensar que en verdad quería una opinión de Isak.
Publicado por P. Carol Harrison el Dom Sep 25, 2016 12:18 pm


the air that touches your cheek
avatar
desaparecido
Carol
140
258
Kennedy Stearns
Si la vida te da limones... prepara limonada (?
desaparecido
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t374-harrison-paige-ca
A Isak le extraña tener tantos encuentros raros con Carol. La cosa es que él no la persigue pues no quiere que piense que tiene una obsesión con ella, ya que sí la tiene. Durante el tiempo que ha conocido a Carol la ha analizado desde la cabeza a los pies, siempre a una distancia moderada y tomando las precauciones necesarias para que no se de cuenta de ello. Pero siempre lo ha hecho en lugares donde sí o sí se encuentran, nunca la ha buscado, pues el miedo es mayor que su obsesión. Cállate, no es una obsesión. Ella es mi... ¿crush?

Apoya su cuerpo contra un pilar que se encuentra mágicamente ahí, mirando directamente los ojos de la chica e intentando, de alguna forma, no dar un aire pedante o de loco. Lo último que quiere es darle una mala impresión de sí mismo a Carol—. Ah... Oh... —seguro ahora sí que piensa que Isak es un bobo que solo sabe hacer sonidos como si se tratara de un mono. Por dentro, se da una cachetada, tampoco quiere ser el culpable de que la chica muera. Eso sí es lo último que quiere.

Lo tanto que se fija Isak en la cara de Carol tiene sus frutos, pues más o menos predice que la chica va a reírse por las muecas que hace. Lo que no sabe es por qué razón la chica se está riendo. ¿Qué otra cosa ha hecho el moreno para que ella pueda burlarse de él? Ah, no, espera. Buena esa, Bruhn, la chica te acaba de escuchar llamarle 'un ángel caído del cielo'. Más cursi imposible. Cuando tiene que hablar para que la gente lo halague, se queda callado, y cuando debe cerrar la boca, habla y se vuelve una burla. Seguro lo he dicho antes, pero este chico tiene una tendencia por meter la pata. A veces pienso que lo hace a propósito, luego recuerdo que no y me decepciona aún más. En su mente, ve a Carol extender su mano cuando le dice que le siga, pero la realidad es otra, un ademán—. Sí, sí, sí. —lo dice con unas ganas que lo delatan. Nunca va a aprender.

Isak y Carol llegan al centro donde la rubia le muestra el material que pidieron terminado. Le extraña un poco que Carol lleve su mano a su falda, Isak tendrá una obsesión por ella, pero no es un pervertido. Igual no dice nada—. Parece todo nuevo, wow. —los materiales han quedado perfectos y añade a la lista otra cosa que admira de ella. A las justas Isak es capaz de pintar un color en un canvas y que quede liso—. ¿Que si yo cr- qué creo? Les va a gustar. —ya está actuando como un tonto, cortándose a la mitad de las palabras. Vamos, Isak, tu puedes—. Te has lucido con el trabajo. —eso está mejor—. Quieres que... ¿que traiga lo demás? —mientras tanto agarra lo que ya está aquí y lo deja a un lado para luego acomodarlo. Además de tener un papel secundario, Isak se encarga junto a otros en que el escenario esté bien estructurado.
Publicado por Isak T. Bruhn el Miér Oct 05, 2016 7:17 pm
avatar
quinto curso
Is
258
427
Cameron Dallas
You have to believe me when I say you are not forgotten. No matter how many lives you stumble into, those people are never going to forget you.
quinto curso
Ver perfil de usuario http://whispersinthedark.forosactivos.net/t148-bruhn-isak-terran
Publicado por Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:

No puedes responder a temas en este foro.